Skip to main content
jump to navigation
The Official Site of Minor League Baseball
Below is an advertisement.
"Mosco" Arredondo, a jugar para el equipo
Desde Ángel Macías, en 1970, Reynosa no había tenido un campeón en robos de base, hasta la llegada del 'Mosco' en 2011
02/25/2012 4:04 PM ET
Arredondo, durante la práctica de fildeo en el outfield.
Arredondo, durante la práctica de fildeo en el outfield. (Broncos)
Reynosa, Tamps. (broncosdereynosa.com/ Diego Patricio Pérez) 25 de febrero.- Después de alzarse con el título de robos de base en 2011 junto con Henry Mateo (32), Eduardo Arredondo se convirtió rápidamente en uno de los consentidos de la afición de Reynosa, en donde jugará por segundo año consecutivo buscando afianzar su estatus de figura en esta plaza.

"Eso (título de robos) fue gracias a la experiencia que uno va adquiriendo, una va tomándole el tiempo al pitcher, mi velocidad ya no es la misma debido a las cirugías en las rodillas, pero ahora estoy 100 por ciento sano, y sobre todo, más experimentado, y eso lo va haciendo a uno un pelotero más completo", expresó el 'Mosco', quien se convirtió en el primer campeón en el rubro de estafas en Reynosa desde Ángel Macías, quien lo consiguió por última vez para un equipo de esta ciudad en 1970.

"En lo individual la temporada (2011) fue aceptable, el de Reynosa es un parque complicado para el bateador zurdo, por lo mismo estuve trabajando con el 'Pato' (Alejandro) Ortiz (coach de bateo) y Juan Treviño (coach de banca), ellos me ayudaron mucho, y logré encajar con el equipo, con la afición; si de repente la afición ve que uno no anda al 100 por ciento, en mi caso no fue por ganas, es porque una lesión se atravesó por ahí, pero ya estoy de vuelta, totalmente sano", aseguró.

Además de su habilidad en las almohadillas, el primer bat titular de los Broncos encabezó el promedio con el tolete de toda la organización, tras lograr grueso .346 en 80 juegos y 344 turnos, en donde pegó un total de 119 imparables, 14 de ellos dobles, tres triples y tres cuadrangulares, dos de ellos en el Foro Sol capitalino.

"Traté de batear siempre a la banda contraria, no aferrarme a querer jalar la pelota para el 'right field', venía yo de una ciudad (México D.F.) y de un equipo (Diablos Rojos) en donde se batea por todos lados, como quiera la bola salía, y acá el jardín derecho es muy complicado, por lo mismo, el 90 por ciento de mis batazos fueron a la banda contraria", indicó.

Una lesión precisamente en la rodilla lo dejó fuera en la recta final de la campaña pasada, sin embargo, pudo regresar en playoffs, en donde los Broncos sucumbieron en seis juegos ante los Sultanes de Monterrey; el veracruzano recabó en 6 juegos 25 oportunidades con la majagua.

"Lo más importante de lo que me he dado cuenta en estos años es que hay que jugar para el equipo, cuando juegas para el equipo, los logros individuales llegan solos; en el bateo me siento muy bien, me siento muy afianzado, muy agresivo a la hora de ir a batear, igual al robar bases, mientras yo esté bateando y robando bases, vamos a poder perfilar al equipo a una buena temporada", explicó.

Posteriormente, Arredondo habló de los refuerzos extranjeros a nivel general, de quienes aseguró que la mejor carta de presentación que pueden tener es la entrega dentro del terreno de juego.

"Lo importante es que la gente nueva venga a entregarse como lo hacemos nosotros, que haga química en el vestidor, con el manager, con la directiva, y lo más importante, que juegue para el equipo", aseguró.

Finalmente, se mostró agradecido con la afición reynosense, a quienes puso en el más alto balcón dentro de la cuadra de pelota de nuestro país.

"Esta plaza es una tremenda plaza, beisbolera, hay que seguir explotando el beisbol de Reynosa, me gusta hacer esto, me encanta el beisbol, y ojalá la gente cuando nos esté siguiendo por televisión, por la radio o por internet se queden con un buen sabor de boca; me llena mucho de alegría el poder regresar a Reynosa, saludar a muchas amistades que me brindaron sus hogares, su apoyo, sus aplausos, eso es lo que a uno lo mueve para salir adelante", agregó.

YA ENTRENÓ ADÁN MUÑOZ

Este sábado, entrenó por primera vez en Reynosa, con lluvia incluida, el receptor Adán Muñoz, por ende, la práctica se enfocó a la cuestión física y malla de bateo, así como bullpen para los serpentineros.

En 2011, Muñoz consiguió 20 cuadrangulares, con lo que superó ampliamente su marca en este departamento en una sola campaña, tras haber pegado 12 palos de cuatro esquinas en 2001 con Monclova, 2004 y 2005 con Tigres de la Angelópolis, así como en el primer año de la nueva etapa de los Broncos en 2009.

La temporada pasada, el sonorense bateó para .307 después de 86 juegos y 323 turnos con el madero, consiguiendo .557 de slugging.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.
MiLB.com Comments
Today on MiLB.com