1995-1996: la doble venganza de Sultanes

By Mexican League | September 25, 2015 1:46 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 25 de septiembre.- Después de que los Diablos Rojos del México le ganaron a Sultanes de Monterrey el séptimo juego de la Serie Final de 1994 con un ataque de última hora en la octava entrada, los regiomontanos, ahora dirigidos por Derek Bryant, lograron la venganza y por partida doble, ya que tanto en 1995 como en 1996 le ganaron las finales al mismo equipo capitalino.

Por primera vez, los Sultanes ganaban dos campeonatos seguidos desde 1947 a 1948 en que impusieron la marca de tres títulos consecutivos.

En 1995 los Diablos fueron los súper líderes de la liga con el mejor récord, pero los Sultanes, que habían quedado en tercer lugar de la Zona Norte en lo que a puntos se refiere, ganaron la corona con victorias en los primeros playoffs sobre Saraperos de Saltillo en cinco juegos y Reynosa en seis para luego ganarle por barrida la serie a los Diablos Rojos.

Derek Bryant, que ya había manejado en 56 juegos al Sultanes en 1988 con un récord de 28-28, entró como manager de reemplazo de Joel Derna, que comenzó tripulando al Monterrey en 1995 y tuvo récord de 24-11 para llegar a los playoffs y luego arrasar en tres series. Fue el inicio de tres años seguidos con el equipo de Monterrey para también tener sus éxitos de timonel en la pelota invernal. Derek Bryant fue el primer jugador en la historia de la Liga Mexicana en conectar cuatro cuadrangulares en un encuentro.

Parecía que iba a ser otro año para los Diablos Rojos, ya que Ty Gainey ganó la triple corona y Francisco Córdoba tuvo un récord perfecto de 13-0, pero ya en la final los Sultanes le quitaron lo invicto al derecho veracruzano que luego tendría sus grandes momentos en Ligas Mayores. Y además su pitcher zurdo, Roberto "Metralleta" Ramírez, logró dos juegos sin hit ni carrera sobre Tabasco.

Los Sultanes de 1995 tuvieron una poderosa artillería contando como bateadores de .300 a Juan Carlos "Canelo" Canizales con .358, su primero sobre la cifra mágica, el orgullo de Pastejé, Cornelio García con .348, después de haber sido obtenido de los Leones de Yucatán, el brillante inicialista José Tolentino con un súper año de .342 y 16 jonrones con 79 carreras empujadas, el catcher Alejandro Treviño, que terminó de manager un año antes y ahora se despidió con .317, el dominicano José González dio para .313 con 14 jonrones y Carmelo Martínez, venido de las Ligas Mayores y quien en ese febrero de 1995 fue parte del "Dream Team" de Puerto Rico en la Serie del Caribe, conectó .296 con 10 jonrones, Miguel Flores, que tuvo una gran carrera de 15 años con Sultanes tuvo su primer año en el equipo con .292, "Agujita" Sánchez bateó .293 y Remigio Díaz con Ever Magallanes estuvieron en el short, al igual que Guillermo Quintero, que en 69 veces al bat dio para .377.

El zurdo Narcisco Elvira, surgido de la Academia de Pastejé y que prometía grandes cosas al jugar con Cerveceros de Milwaukee en Ligas Mayores, batalló con lesiones y en 1995 fue el máximo ganador de los Sultanes con 10, con nueve triunfos del "Caballo" Heredia.

Los Sultanes fueron los precursores en tener a tantos relevistas especiales ya que desde el año anterior tuvieron a sus llamados "Doberman" en acción con Dennis Powell y Ottis Green. Para 1995 regresó Ottis Greene y Jonathan Hurst reemplazó a Powell, por lo que Derek Bryant puso de moda el sistema de varios relevistas para los últimos innings. Arturo González terminó con récord de 7-8. Mercedes Esquer fue obtenido de Yucatán y tuvo 7-3 en la temporada.

-o-

Para 1996 los Sultanes de Monterrey se convirtieron en el campeón por segundo año consecutivo, al vencer en los playoffs a Monclova en seis juegos y a los Leones de Yucatán en seis encuentros también, superando nuevamente a los Diablos Rojos en la final por cuatro juegos a uno. Con Derek Bryant logrando su segundo título seguido el equipo regio tuvo una gran temporada de súper líder con 82-33 y 18 puntos al ganar las dos mitades.

Guillermo Velázquez, alternando con José Tolentino como primera base y bateador designado, tuvo una brillante temporada con .286, 21 jonrones y fue el campeón en carreras empujadas con 112. José González terminó como el mejor bateador del club con .354 y fue campeón robador de bases en la campaña con 34, dando 10 cuadrangulares, siendo seguido en average por el .345 de Cornelio García, Everardo Magallanes en .338 y Juan Carlos Canizales en .313.

Remigio Díaz subió a un sólido .290 con su brillante defensa en el short y José Tolentino bajó a .288 con nueve jonrones y 67 empujadas en su despedida del Sultanes y de la Liga Mexicana, Miguel Flores en .280 y Alfredo "Tyson" Meza tomó el lugar de Treviño en la receptoría.


FOTO: José Tolentino, que jugó en Grandes Ligas, y José Maiz, dueño del equipo.

Arturo González tuvo un gran 1996 con récord de 12-2 pero estuvo mejor su compañero Rafael Díaz que con 14-1 fue el pitcher campeón en ganados y perdidos. David Pérez tuvo 13-4. Regresó Dennis Powell, que con Ottis Green y Jonathan Hurst completaron la tercia de los tan comentados "Doberman". Mercedes Esquer tuvo siete victorias.

Los Sultanes llegaron a ocho campeonatos con los ganados en 1995 y 1996, con los tres últimos logrados ya teniendo su casa en el nuevo Parque Monterrey.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More