1997, título felino con dedicatoria especial

By Mexican League | September 26, 2015 11:45 AM

México, D.F. (Tomás Morales) 26 septiembre.- El 8 de abril de 1997, cuando ya había comenzado la temporada de la Liga Mexicana, falleció el Ing. Alejo Peralta, quien tanto había impulsado el desarrollo del pelotero mexicano y quien había estado metido de lleno en el beisbol desde la década de los treinta.

Cientos de personas estuvieron en el velorio en su casa de las Lomas y al día siguiente se celebró un homenaje póstumo en el diamante del Parque del Seguro Social, que fue transmitido por la televisión y en que se recordaron los momentos importantes en la vida de este 'mexicano de tiempo completo' en el mundo de los negocios y del beisbol. Don Pedro Treto Cisneros, presidente de la Liga Mexicana y un gran orador, dijo el discurso recordando al que fue titán de nuestro beisbol.  

Su hijo Carlos quedó al frente del equipo Tigres que se comprometieron y lo lograron, al ganar el campeonato en homenaje al famoso hombre de nuestro México. Incluso cuando ganaron la final sobre los Diablos Rojos en cinco juegos, sus jugadores se colocaron una playera donde aparecía la fotografía del tan especial personaje, don Alejo Peralta.

Ya para 1997 fue Dan Firova el manager de los felinos y en 1994 había llegado "Chito" Rodríguez a la oficina del club felino para desde entonces armar escuadrones poderosos que estuvieron en la pelea por el campeonato a diferencia de los años setenta y ochenta donde poco pudieron hacer los Tigres en la llamada época de otro "Chito", García.

Los Tigres ganaron la primera mitad de la campaña y los Diablos Rojos la segunda vuelta, aunque fue el equipo escarlata el de mejor récord en la zona centro con marca de 83-38 con cuatro juegos de ventaja sobre el gran rival capitalino, pero en puntos los dos quedaron con 17 exactamente.

Los dos equipos del DF ganaron con facilidad los dos primeros playoffs, con Tigres venciendo a Poza Rica por barrida y a Tabasco en solamente cinco juegos, mientras los Diablos eliminaron al Broncos de Reynosa en cuatro juegos seguidos y luego pasó sobre Langosteros de Cancún en seis encuentros. Todo esto hizo que Diablos y Tigres se enfrentaran en una final por primera vez desde 1966 y, antes de comenzar la serie entre los grandes rivales, los directivos de los dos equipos, con Pedro Treto Cisneros presente en la reunión como presidente de la Liga Mexicana, indicaron que por primera vez el elegido como Jugador Más Valioso de la serie por la corona iba a recibir un carro último modelo. 

Para los Diablos era su cuarta final seguida, habiendo ganado en 1994 y perdido los dos años siguientes en series contra Sultanes de Monterrey. Para el primer juego de la serie, en un sábado de mucho sol, se quedaron muchos sin poder entrar al Parque del Seguro que presentó un lleno rebosante, antes del juego se le preparó un muy merecido homenaje a los chamacos de Guadalupe, Nuevo Léon, que acababan de conquistar el Campeonato Mundial de Ligas Pequeñas en Williamsport, Pennsylvania. Recibieron una atronadora ovación y cada uno de los muchachos lanzó la primera bola al mismo tiempo. Ese mismo día iba a fallecer la famosa Princesa Diana "Lady D", en un accidente automovilístico en París.

El primer juego marcó la ruta que iba a seguir la final, ya que los Tigres aprovecharon errores del tercera base Ray Martínez para hacerse de nueva ventaja y ganar el primer encuentro. Los Tigres se coronaron en solamente cinco partidos y ese año sus pitchers principales lo fueron el zurdo Daniel Garibay y el derecho americano Dave Adams con 13 victorias, Scott Lewis ayudó mucho al final, Ernesto Barraza ganó nueve, con ocho triunfos de Enrique Couoh y de Isidro Márquez, que ya estaba dominante como uno de los mejores relevistas de la Liga Mexicana. 

Antes de comenzar la temporada y en la presentación conjunta de Tigres y Diablos, "Chito" Rodríguez tuvo un gran momento al anunciar la contratación del dominicano Luis Polonia, con varios años en Ligas Mayores y uno de los peloteros más famosos en su país. Polonia iba a tener una gran campaña bateando de .377 con 48 robos que le dio el título de ese departamento.

Polonia fue el jugador catalista de estos Tigres campeones, aunque ya por la recta final obtuvieron del Minatitlán al muy fuerte bateador venezolano Alexander Cabrera, que estuvo tremendo en el tiempo que jugó  con los felinos y fue el gran héroe de los playoffs. El poder de Cabrera era aterrador y terminó  la temporada con 23 jonrones y 84 carreras empujadas. Sin embargo, al caer el telón de la Serie Final el grupo de seleccionadores escogió al tercera base Iván Montalvo, que bateó con mucha consistencia, como el Más Valioso y ganador del coche último modelo por ese motivo. 

Fue sin duda el campeonato más emotivo logrado por los Tigres, precisamente el año en que había fallecido su fundador y el magnate beisbolero más famoso de su tiempo, Alejo Peralta.

Esta Serie Final fue transmitida por primera vez por la famosa cadena deportiva ESPN, que acababa de llegar a la América Latina como ESPN en español. Matías Carrillo siguió teniendo su carrera de Salón de la Fama con promedio de .326, 20 cuadrangulares y 86 carreras empujadas. Otros bateadores de .300 lo fueron Alexander Cabrera con .314, el joven Sergio Omar Gastélum con .305 y el antesalista Montalvo con .304. Darron Cox tapó el hueco en la receptoría con una gran campaña y bateó .287. Javier Robles, obtenido del Unión Laguna unos años antes, bateó .280 en la que iba a ser una carrera formidable con el equipo felino.


FOTO: Ing. Alejo Peralta, quien falleció en 1997, los Tigres dedicaron el título a su memoria.

Cornelio García, de Monterrey, fue campeón bateador con .387 y primero en hits con 171 mientras Ty Gainey, que un año antes había capturado la Triple Corona con los Diablos, fue primero en jonrones con 25 y en carreras empujadas con 108.

"Chito" Ríos no estuvo en este campeonato con los Tigres, ya que en 1996 lo habían cambiado a Acereros de Monclova, pensando que estaba al final de su carrera y que ya no lanzaba bien en el Parque del Seguro, pero ese 1997 tuvo récord de 12-5 siendo el campeón de ponches de la Liga Mexicana con 121 y 2.90 en efectividad.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More