Dos títulos de Oliveros con el Comintra

En 1930 y 1933 se proclamó campeón de la Liga Mexicana de Beisbol, circuito que nació en 1925

By Mexican League | January 12, 2015 1:55 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 12 de enero.- Manuel Oliveros fue un manager famoso en los albores de la Liga Mexicana de Beisbol y en la década de los treinta se convirtió en el primer timonel en conquistar dos campeonatos en el circuito inaugurado en el año de 1925. El primer título lo logró en 1930 y el segundo en 1933.

En el título de 1930 y en una temporada de 25 juegos, terminó con una marca de 19-6 y con seis juegos de ventaja sobre los Leones de Obras Públicas y Pachuca de Hidalgo, que terminaron empatados en segundo lugar.

En la campaña de 1933, los Tigres, un equipo integrado por jugadores mexicanos exclusivamente, terminaron empatados en primer lugar con Pachuca con récord de 15-5, jugándose una serie al que ganara tres de cinco partidos y los felinos se llevaron la corona por tres juegos a dos.

Sin embargo, se recuerda como la máxima hazaña de esos Tigres de Comintra la lograda en la temporada de 1939, su última en Liga Mexicana, cuando quedaron en penúltimo lugar con récord de 16-41. Y es que en esa temporada fue Comintra el que frenó la racha fantástica de un Águila de Veracruz que llevaba 21 juegos ganados en forma consecutiva, marca que continúa siendo récord en la Liga Mexicana.

Unos días antes de celebrarse el primer Juego de Estrellas en que los Estrellas de Oliveros le ganaron 1-0 a los Estrellas de Carmona en 11 innings, los Tigres de Comintra habían recibido en el Parque Delta al Águila que llegaba en su racha de 21 triunfos consecutivos.

Y no solamente el Comintra frenó la racha del 'team' porteño, sino que le ganó la serie, con dos ocasiones en que el pitcher mexicano Juan Guerrero, alto y fuerte, venció al formidable Martín Dihigo. Los Tigres de Comintra festejaron esta victoria sobre el Águila y Dihigo como si hubieran ganado el campeonato.


FOTO: Oliveros (izq.) y El Águila, equipo al que Comintra frenó.

Para 1940, cuando la Liga Mexicana se dividió en dos circuitos, el Tigres de Comintra fue a la liga llamada "Cismática", así bautizada por el famoso cronista deportivo "Fray Nano" y fue su último año en el circuito. Patrocinado por una dependencia del gobierno y con su casa en la capital, en el Comintra se dieron a conocer jugadores tan importantes como el pitcher Daniel Ríos, un mexicano nacido en Texas, y como el citado Juan Guerrero.

En aquellos años la gran rivalidad fue entre los equipos que manejaban Ernesto Carmona y Manuel Oliveros, los dos managers más famosos mexicanos que había entonces. Para la década de los cincuenta, surgió otro Tigres en la Liga Mexicana, el de Alejo Peralta, y que también estuvo en varias temporadas jugando con solamente peloteros mexicanos, ganando de esa manera los campeonatos de 1965 y 66.

Manuel Oliveros, elegido al Salón de la Fama en 1973, precisamente el año que nació el recinto de los inmortales, es un orgullo de Puebla, ya que nació en la Angelópolis antes de que su familia decidiera radicar en la capital del país.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More