El título de los Leones de 1984

By Mexican League | August 29, 2015 1:23 PM

México, D.F. (lmb.com.mx) 29 de agosto.- Cuando terminó el calendario de la temporada de 1984 los Leones de Yucatán calificaron de panzazo para los playoffs, quedando en el cuarto lugar de la zona sur a 10 juegos atrás de los Súper Líderes, Diablos Rojos, por lo que no se pensaba que iban a llegar muy lejos, pero el equipo peninsular, manejado por el cubano Carlos Paz, fue invencible en los playoffs, al barrer sorpresivamente al México en el primer compromiso, ganando luego al Tigres en siete juegos y llevándose la final en seis juegos sobre los Indios de Ciudad Juárez, que a su vez habían terminado en tercer lugar de la zona norte a cinco juegos y medio del líder Rieleros de Aguascalientes.

Nadie esperaba que los Leones limpiaran al Diablos en el primer playoff, pero le ganaron los dos juegos en el Parque del Seguro primero y los otros dos en el parque Kukulcán de Mérida. Los Leones habían logrado armar para el final de la campaña a un cuerpo de pitcheo poderoso con el zurdo Ken Angulo que fue el héroe principal con 14-4 y 2.65 en la temporada, el derecho Freddie Arroyo tuvo 8-3 y 1.55, el también derecho Lupe Salinas que había sido antes parte del Diablos campeón de 1981, con 12-5. El famoso Ernesto Escárrega tuvo una temporada de nueve victorias pero 13 derrotas y Rolando Menéndez tuvo un año perdedor con 7-10.

Con la gran rivalidad que había entre Diablos y Leones los cuatro triunfos seguidos de Yucatán fueron como maná caído del cielo para los aficionados de ese formidable estado. Y, como si fuera poco, los Leones se enfrentaron al Tigres, también capitalino, para vencerlo en siete juegos y estar en la final por el campeonato. En el parque de Mérida los Leones se habían convertido en un equipo imposible de vencer, tanto para el México con Cananea Reyes de manager como para los felinos con Fernando Remes al frente.

Y con los Indios de Ciudad Juárez estaba de timonel "Zacatillo" Guerrero, que ya había ganado el campeonato dos años antes y terminaría su carrera con el mayor número de triunfos entre los managers de la Liga Mexicana. Era esta la tercera final seguida para los Teporacas, habiendo ganado la de 1982 y perdiendo la de 1983 ante los Piratas de Campeche. Y en 1983 perdieron la final en seis juegos ante los Leones, provocándose una gran celebración en la ciudad de Mérida en que la mayoría de los cartelones alusivos eran contra los Diablos Rojos y los Tigres. Fue este el gran triunfo de Carlos Paz en su carrera de manager, habiendo sido antes coach de Cananea Reyes en el equipo de 1980, el año de la huelga. Y llegó a la Liga Mexicana de su natal Cuba como lanzador.

El dominicano Arturo DeFreites fue el gran cañón de los Leones con .295, 24 jonrones y 87 carreras empujadas, estando fenomenal en los playoffs. De Freites fue al retirarse un destacado buscador y manager de sucursales en organizaciones de Ligas Mayores. En tres años con los Leones, de 1984 a 1986, bateó 69 cuadrangulares. En 1978 y 79 tuvo 53 veces al bat con los Rojos de Cincinnati en las Ligas Mayores.

Fernando Villaescusa tuvo una gran campaña como era su costumbre con .301 y el dominicano Blas Santana estuvo en la tercera base con un promedio de .290. Rudy Hernández, quien ya había tenido sus momentos en Ligas Mayores con los Medias Blancas de Chicago, aportó con .302 y el catcher Pedro Bazán tuvo su mejor año con .309. Rich Guerra fue otro jugador muy importante y el ex tecolote dio 16 cuadrangulares con .289. 

Este de 1984 es el penúltimo campeonato que han ganado los Leones de Yucatán (en 2006 también se coronaron) y en ese mismo año hubo dos juegos sin hit ni carrera, uno por Chito Ríos del Tigres en el Parque del Seguro Social y otro de Jairo Valenzuela, éste uno perfecto de siete entradas al lanzar para Saltillo contra Cafeteros en Córdoba.


FOTO: Coronación de los Leones de 1984 en la LMB.

Fue en esta temporada de 1984 cuando Poza Rica dejó la Liga Mexicana y la franquicia fue obtenida por Campeche que había dejado con Jaime Pérez Avellá para instalarse por un año en Toluca, donde el equipo fue llamado Truchas y que llegó a los playoffs antes de ser eliminado por los Tigres. Por su parte, los Indios de Ciudad Juárez se retiraron de la Liga Mexicana después de esta campaña en que llegaron a la final. Su pareja Chihuahua ya había dejado el circuito dos años antes. Las distancias tan largas de las demás plazas fue definitivo para su salida.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More