En 1955 nace el Parque del Seguro Social

Un escenario que fue casa de Diablos Rojos y Tigres Capitalinos y que marcó época en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol

By Mexican League | March 29, 2015 11:41 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 29 de marzo.- Fue el martes 8 de marzo de 1955 cuando se inauguró oficialmente el parque del Seguro Social. Más de 25 mil espectadores se dieron cita para ver un juego entre los Gigantes de Tokio, un equipo que con los años sería famoso en Japón, y una selección mexicana.

Y usted podrá imaginar el entusiasmo de los aficionados a la pelota que finalmente tenían un gran parque de beisbol, después de haber conocido solamente el Parque Delta como el mejor de todos.

Ese martes 8 de marzo se inauguró todo, el gran estadio y el alumbrado. Ya la Liga Invernal Veracruzana de 1954-1955 había jugado en este parque, pero todavía en esos meses no estaba listo ni el alumbrado ni el segundo piso de preferente.

Ahora, en 1955, todo era perfecto. Todo nuevo, todo maravilloso, hasta con un real palco de prensa.

El destino le dio, sin embargo, un toque luctuoso a esta inauguración. Un día antes, el lunes 7 de marzo de 1955, Jorge Pasquel había perecido en un accidente aéreo.

El gran Pasquel, que nos había dado gran beisbol desde 1940 hasta 1951 en que se retiró, encontró la muerte al dirigirse en su avión particular de su rancho hacia la capital.

Y qué cruel puede ser en ocasiones el destino. Porque en esa gran noche de inauguración del parque del Seguro, Pasquel habría sido el hombre más feliz del mundo. ¡Ah, si don Jorge hubiera tenido este parque en la época que jugaron aquí las grandes estrellas! Pero en lugar de eso, el hombre del sonido local pidió a la multitud que guardáramos un minuto de silencio en memoria de don Jorge. Y todos callamos.

También en esta jornada inaugural del parque del Seguro Social, el famoso cronista ''Fray Nano'' fundador de la Liga Mexicana y director del diario La Afición, entregó a Beto Ávila el trofeo de Atleta del Año. Fue elegido Beto el deportista de 1954, ya que había conquistado el campeonato de bateo de la Liga Americana.

Para enfrentarse a los Gigantes de Tokio se armó una buena selección de jugadores mexicanos. Vea usted el orden al bat que tuvieron:

SS Chamaco Juaréz
2B Pepe Bache
RF Pata de Loro Arrieta
CF Chanquilón Díaz
LF Gallina Peña
3B Valdemar Carmona
1B Carlos Galina
C Armando Flores
P Memo Luna

El equipo mexicano obtuvo una victoria de 7-0, anotando todas sus carreras en el cierre del tercer episodio. El zurdo Memo Luna, aunque ya no tenía la misma velocidad que antes de lastimarse, lanzó con mucha malicia y blanqueó.


FOTO: Desde 1955 y hasta el 2000, el Parque del Seguro Social fue la casa de Diablos y Tigres.

El equipo mexicano contó con gran defensa a lo largo de este partido y realizó tres dobles matanzas. Una de ellas fue electrizante, en la séptima entrada, gracias a un tirazo del jardinero central Chanquilón Díaz.

Un jugador japonés trató de hacer pisa y corre, pero un tirazo formidable de Chanquilón a la antesala lo dejó como chino. La ovación para Chanquilón fue la primera grande que se escuchó en el nuevo parque de pelota.

En la novena entrada los aplausos fueron para el primera base Carlos Galina, quien levantó de bote pronto un tiro malo para completar el out.

Después de esa gran jugada los japoneses llenaron la casa, pero Memo Luna dominó para poner el último cero y llevarse felicitaciones.

Para la Liga Mexicana, el Parque del Seguro Social tuvo su primer juego en la inauguración de la campaña, jugando Sultanes de Monterrey contra Diablos Rojos del México y con el Comisionado de Ligas Mayores, Ford Frick, como gran invitado para lanzar a primera bola. El primer partido fue uno de muchos batazos, fue el 4 de abril con los Rojos ganando 18-14 y Héctor Lara fue el gran héroe del encuentro con jonrón, triple y dos sencillos, así  como ocho carreras empujadas. Se puede decir que fue el padrino en el bautizo del nuevo y hermoso estadio que sería la casa de los equipos capitalinos por 45 años, hasta parte de la temporada del 2000. Grandes juegos y grandes hazañas se vivieron en el nuevo estadio que dejó huella para siempre entre los aficionados de varias generaciones. En el juego inaugural se agotó el boletaje, un aforo de 25 mil espectadores.

Ese primer año, el de 1955, fue una gran temporada, la primera dentro del Beisbol Organizado, y en una serie extra el Tigres capitalino, que nació ese año, se coronó venciendo a Nuevo Laredo. Felinos y Tecolotes habían terminado la temporada empatados en primer lugar y se decidió la corona en una serie al que ganara dos de tres juegos. Nuevo Laredo estuvo a un tris de empatar el récord de Monterrey de tres campeonatos en forma consecutiva con Adolfo Luque de manager, quien por problemas con la directiva ya no manejó la serie por la corona.

La construcción del Parque del Seguro comenzó  en 1953 y ya para los Juegos Centroamericanos de 1954 ya estaban listas las nuevas gradas de sol, que se usaron por primera vez y con el graderío preferente siendo todavía del Parque Delta.

En 1955, después del juego inaugural contra los Gigantes de Tokio, se jugaron en el mismo nuevo estadio los partidos de Beisbol de los Juegos Panamericanos de 1955. 

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More