La carrera por el hit mil en LMB

En 1947, Agustín Bejerano y Epitacio 'La Mala' Torres protagonizaron una noche mágica en búsqueda de la ansiada cifra

By Mexican League | February 17, 2015 5:19 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 17 de febrero.- La noche del 12 de septiembre de 1947 fue una muy especial en el Parque Delta de la ciudad de México, al jugar los Sultanes de Monterrey contra los Diablos Rojos del México ante mucho público que querían ver el desenlace entre el cubano Agustín Bejerano y Epitacio 'La Mala' Torres, los dos del equipo regio, buscando ser el primero en llegar a los mil hits en la Liga Mexicana.

Para esa noche el veloz cubano, Bejerano, primero en el orden al bat del Monterrey manejado por Lázaro Salazar al ser tan veloz, llevaba 999 imparables y La Mala Torres, tercero en el orden, estaba en 997. Todo parecía indicar que el muy buen jardinero central, Bejerano, sería el primero en llegar a los mil.

Pero algo mágico sucedió esa noche en que los Sutanes se enfrentaron al muy buen pitcher derecho americano Fred Martin, quien un año antes había dejado al Cardenales de San Luis para venir a jugar en la Liga Mexicana. Mientras tanto, el cubano Lázaro Medina comenzó por el Monterrey.

En la primera entrada Bejerano falló mientras 'La Mala' Torres dio de hit para su número 998. Los dos bateadores zurdos fallaron en su segundo turno para llegar a la sexta entrada con el juego empatado a una carrera, ya que Bill Wright dio jonrón por los Rojos en el cierre del quinto para empatar el que estaba siendo muy buen encuentro.

En la sexta, Bejerano falló por tercera vez en el partido pero la verdad es que el shortstop Ray Dandridge le "robó" el que iba a ser el hit número mil con una gran atrapada en rola sobre la segunda base en la mejor jugada de la noche. 

'La Mala' dio su segundo hit del juego en ese sexto inning para llegar a 999 imparables y empatar con Agustín Bejerano. Ahora era cosa de nada para nadie, los dos en la misma cifra por lo que la expectación aumentó, aunque Monterrey tomó ventaja de 2-1 en la séptima entrada.

En la octava les tocaba batear a los dos jardineros zurdos y ante el entusiasmo de los aficionados, Bejerano fue dominado otra vez. Tuvo una noche de 4-0 cuando solo necesitaba dar un imparable. Luego se pensaría el por qué no intentó un toque de bola ya que Bejerano era el jugador más veloz de la Liga Mexicana en esos años.

El caso es que le tocó batear a 'La Mala' Torrres en la misma octava y fue recibido por una gran ovación del público que deseaba fuera el jugador mexicano y no el cubano el primero en llegar a mil imparables. 


FOTO: Bejerano y 'La Mala' Torres protagonizaron una gran competencia por el hit mil en LMB.

'La Mala' agradeció la ovación ya en el home tocándose la punta de la gorra y sobre el primer lanzamiento de Fred Martin dio una línea silbante que se fue de hit al jardín central ante el entusiasmo de la fanaticada. Ya tenía los mil hits antes que nadie y le dieron la pelota para que la guardara de recuerdo.

Monterrey terminó ganando ese juego 6-1, pero para los aficionados el que realmente había ganado lo era 'La Mala' Torres, el hombre del brazo prodigioso con su brazo cañón, al lograr tres hits y ser el primero en llegar a los mil imparables.

'La Mala' Torres terminó su paso por la Liga Mexicana, 18 años con Monterrey y parte de una temporada con Nuevo Laredo, con 1831 hits y Agustín Bejerano finalizó su carrera con 1451 imparables en sus 16 años de jugador. 

Las décadas pasaron y actualmente son ya 31 bateadores que en la Liga Mexicana han llegado y pasado de los dos mil hits, con Jesús Sommers siendo el único que ha bateado tres mil imparables, terminando con 3004. Pero aquella noche tan especial del 12 de septiembre de 1947, Agustín Bejerano y 'La Mala' Torres lucharon por ser el primero en alcanzar el hit número mil.

Una noche mágica.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More