La despedida de los Azules y de Pasquel

El cierre de una época memorable en la Liga Mexicana de Beisbol

By Mexican League | March 6, 2015 12:55 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 6 de marzo.- El 8 de octubre de 1951, precisamente el mismo día que los Gigantes le ganaron 5-1 a los Yanquis en el primer juego de la Serie Mundial de ese año, por la noche en el Parque Delta tuvimos un juego que históricamente fue muy importante, ya que no solamente fue la despedida de los Azules del Veracruz, sino del famoso magnate Jorge Pasquel también. La Liga Mexicana entonces se alargaba tanto en el calendario hasta la Serie Mundial de Ligas Mayores.

En el Parque Delta íbamos a tener el quinto juego de la Serie Final por la corona entre el visitante Tuneros de San Luis Potosí contra los Azules del Veracuz. Estos Azules dominaban la serie por tres juegos a uno, a un éxito del título.   Para este encuentro los Tuneros manejados por "Chile" Gómez abrieron con el zurdo Wenceslao González quien iba a tener su oportunidad de lanzar en Ligas Mayores con los Senadores de Washington en 1955; mientras por los Azules abrió el derecho americano de color, Rufus Lewis.

Jorge Pasquel estaba en su palco al lado de la caseta de sus Azules por el lado de la tercera base en este juego que podría ser de la coronación. En ese año estaba estudiando mi último año de preparatoria de leyes en el colegio Cristóbal Colón y fui a ver el juego con un compañero de la escuela.

Recuerdo que cerca de comienzo del juego, cuando llegamos al Parque Delta, había rayos en el cielo lejano pero nunca llovió. Fui a mi lugar favorito, la sección de Sombra General, por el lado de la tercera base y que corría hacia el jardín izquierdo. No había mucha gente en el parque ya que la final había decaído mucho con la gran bronca qe hubo en San Luis Potosí y por la que se decidió que el resto de la serie se jugara en el Parque Delta.

En la segunda entrada los Azules anotaron la carrera de la quiniela con base a "Kanguro" Jiménez, sencillo de "Bibí" Crespo y un hit productor del pitcher Rufus Lewis. Wenceslao evitó más daño al dominar a Felipe Iturralde en rola para doble play.

En el principio de la cuarta, sin embargo, los Tuneros anotaron dos veces para tomar la ventaja y todo vino con dos outs: el veterano cubano Carlos Blanco, siempre un buen bateador, dio hit, avanzó a segunda en pasbol y anotó en imparable del gradulón René González. Sencillos del catcher Raúl Navarro y de Claudio Solano empujaron la segunda anotación. Para la sexta entrada salió Rufus Lewis y Pasquel llamó a Ramón Bragaña al relevo y en un toque genial del destino, el "Profesor" iba a ganar el último juego en la historia de los Azules del Veracruz. Un pitcher estelar que estuvo los 12 años de vida del equipo siempre con el Azules.

Fue hasta la octava entrada que los Azules lograron la carrera del empate a dos, una carrera sucia. El panameño Leon Kellman recibió base y en rola de Angel Castro que lucía para doble play, el segunda base Beto Rodríguez tiró mal al short y quedaron dos a bordo sin outs. La casa se llenó con pasaporte a "Kanguro" Jiménez y el empate entró en una rola lenta de "Bibí" Crespo que produjo.

Después que Bragaña puso cero en la parte alta del noveno, los Azules vinieron a batear en el cierre del noveno comenzando Felipe Iturralde con pasaporte, pero Wenceslao González dominó a Chema Castro por la vía del ponche y un elevado de Leon Kellman, que lucía out, no fue atrapado por Fernando García, resultando un doblete que dejó corredores en tercera y segunda con un out. En la antesala estaba la posible carrera del campeonato de los Azules.

"Chile" Gómez ordenó base intencional a Ángel Castro y con la casa llena vino a batear el rechoncho pero fuerte panameño Archie Brathwaite, un candidato al doble play salvador si daba rola.

Pero el panameño, en cuenta de una bola y un strike, dio un elevado corto al jardín derecho. Iturralde, un jugador rápido, hizo pisa y corre desde tercera y llegó barrido a home, con el tiro del jardinero Zárate resultando abierto para que los Azules se coronaran. Pasquel estaba ya en el terreno cuando se anotó la carrera del gane y cambió  abrazos de felicitación con sus jugadores. Como me quedé viendo la celebración, de repente apagaron las luces del Delta y nos quedamos a oscuras. Una oscuridad que marcaba la desaparición de los Azules del Veracruz y la retirada del famoso Jorge Pasquel, quien cuatro años más tarde, en 1955, falleció en un accidente pilotando su propio avión.


FOTO: Bernardo Pasquel, Jorge Pasquel, Lou Klein y Mario Pasquel.

Azules del Veracruz de 1951, el último Azules, fue una lágrima lejana de aquellos trabucos que tuvo Pasquel cuando comenzó en 1940 con todo y el gran Josh Gibson. Pero los dos campeones, el primero y el último. Los años se habían pasado rápidamente como siempre y esa oscuridad que nos dieron al terminar el juego de la coronación indicaba el final de una era muy importante en nuestra querida Liga Mexicana. Todos nos llegamos a preguntar a los pocos días: ¿Podría sobrevivir la Liga Mexicana sin Jorge Pasquel?

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More