Suárez, campeón de bateo de alto calibre

El capitalino completa proeza, alcanza el título de bateo al superar las 400 milésimas con Pericos de Puebla

By Gabriel Medina / Mexican League | August 4, 2013 8:56 AM

México, D.F. (lmb.com.mx) 4 de agosto.- Con la caída del telón de la temporada regular de la Liga Mexicana de Beisbol, los departamentos individuales tienen a sus protagonistas en 2013, destaca la hazaña de Luis Mauricio Suárez, quien conquistó el título de bateo con un promedio histórico.

Suárez, jardinero de Pericos de Puebla, se conviritió en campeón de bateo, el primer mexicano, desde 1937, en obtener dicho cetro con promedio por encima de las 400 milésimas (.413).

En 1937, Alfonso Nieto, del Agricultura, conquistó el título con grueso .476, pero la proeza fue en tan sólo 22 juegos y 84 turnos al bat.

Luis Mauricio lo logró en 98 juegos y 351 turnos. Otro mexicano que superó la barrera de las 400 milésimas fue Matías Carrillo, con Tigres en 1999, cuando consiguió .416, mas no fue campeón de bateo, pues en dicha edición se coronó el dominicano Julio Franco.

"Es el año de mis sueños", declaró recientemente Suárez sobre las posibilidades de alzar el gallardete en el departamento de promedio de bateo. 

El capitalino hizo ajustes previos a esta camapaña: prefirió practicar boxeo en vez de leventar pesas como preparación física, ajustó su mecánica de swing, alargando el paso con el pie de ataque para dejarse llegar más la pelota y batear a la banda contraria, por último, desde un inicio dedicó la campaña a la memoria de su mamá, fallecida previo al calendario regular.

La última vez que un mexicano conquistó el cetro de victorias fue en 2005, cuando Javier Robles, entonces compañero de Suárez en los Tigres de la Angelópolis, promedió .392.

"Si mantengo mi nueva mecánica y el enfoque, puedo seguir varios años más bateando arriba de .300" comentó en la semana Suárez, quien ahora buscará que Pericos de Puebla llegue lo más lejos en la postemporada. "El equipo es primero y lo que queremos es el título", concluyó.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More