A 40 años del récord de Antonio Pollorena

El pitcher sinaloense ganó más de 20 juegos en 4 temporadas al hilo

By Liga Mexicana de Beisbol | February 14, 2017 7:01 PM ET

Monterrey, N.L. (Horacio Ibarra) 14 de febrero.- Uno de los récords más impresionantes de la Liga Mexicana de Beisbol fue logrado por Antonio Pollorena en la lejana década de los años setentas, ganando más de 20 juegos en cuatro temporadas consecutivas. Algo nunca conseguido con anterioridad y a la vez, algo que persistirá por siempre.

Sí, el nativo de Los Mochis, Sinaloa, escribió su nombre con letras de oro en el libro de récords del circuito veraniego, de lo cual, en la próxima temporada se estará cumpliendo el cuarenta aniversario.

Pollorena, instructor de los Diablos Rojos del México por más de 20 temporadas se muestra orgulloso al recordar su hazaña tan importante. Solía presumirlo de buena manera durante sus visitas al Salón de la Fama encabezando a los jóvenes prospectos de los pingos, mientras señalaba su placa de inmortal en el recinto sagrado.

Una historia de triunfo

El sinaloense fue uno de los prospectos surgidos de la escuela de los Charros de Jalisco con sede en Tehuacán, Puebla, durante la década de los sesentas. Fue instruido por el cubano Manolo Fortes, convirtiéndose en uno de los mejores serpentineros de los tapatíos a partir de su llegada en 1965.

Con los Charros tuvo destellos sobresalientes de 1968 a 1970. En 1968 concluyó con 16 triunfos y 10 derrotas, un año más tarde finalizó con 13-12 y en 1970 con 10-5.

Luego tuvo un ligero bajón en 1971 al terminar con tres triunfos y cinco derrotas, siendo enviado al equipo de Gómez Palacio que iniciaba su historial en la liga de verano. 

En su nuevo club tuvo un par de temporadas de 10 triunfos, pero a partir de 1974 estuvo sensacional al grado de codearse con los mejores serpentineros del circuito.

Sus 25 victorias en la campaña lo hicieron empatar el récord de victorias para un serpentinero mexicano. El único azteca que lo había conseguido hasta entonces había sido Jesús "Cochihuila" Valenzuela de los Alijadores de Tampico en 1942. Otro lanzador con esa cifra había sido el cubano Andrés Ayón, quien lo hiciera en la temporada de 1967 con los Charros de Jalisco. En 1944 Ramón Bragaña obtuvo 30 victorias con los Azules de Veracruz para el récord al respecto y Miguel Solís consiguió 25 triunfos en 1979 jugando con Saltillo.

Pollorena estuvo soberbio en esa campaña y posteriormente ligó otras tres campañas con 20 triunfos. En 1975 quedó con 20-11, un año más tarde con 20-9 y en 1977 ligó su cuarta campaña con 20 conquistas finalizando con 20-11, con lo cual, el gran pitcher mexicano impuso un récord verdaderamente espectacular. Cuatro campañas con 20 triunfos o más y además, en forma consecutiva. Fueron 85 triunfos en sólo cuatro temporadas. En 1978 todavía se dio el lujo de ganar 15 juegos con lo cual, el ahora inmortal del béisbol mexicano sumó 100 triunfos en sólo cinco temporadas para establecer otra marca, aunque lamentablemente esta no aparece en el libro de récords.

Sin duda, su nombre viene a la mente inmediatamente cuando se habla de los mejores pitchers mexicanos de todos los tiempos. El sinaloense jugó 22 temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol, finalizando con 223-170 en ganados y perdidos, 3.01 de efectividad, 1871 ponches, 222 juegos completos y 52 blanqueadas. Antonio Pollorena fue un grande de la pelota.

 

Este artículo no está sujeto a la aprobación de la Liga Mexicana de Beisbol y/o sus clubes, la información es únicamente responsabilidad del autor que la genera.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More