Rogers Hornsby Mr. 400

El legendario pelotero, manejó y bateó en la Liga Mexicana de Beisbol

By Mexican League | January 30, 2015 3:49 PM ET

México, D.F. (Tomás Morales) 30 de enero.- Rogers Hornsby, el hombre que más veces bateó sobre los .400 en las Ligas Mayores y que es considerado como uno de los mejores bateadores de todos los tiempos, fue firmado para manejar al Azules del Veracruz de Jorge Pasquel en la temporada de 1944 y su contratación fue una noticia de primera plana. Hornsby tiene el promedio de bateo más alto en una temporada de Grandes Ligas con .420 y aunque ya tenía 48 años y se había retirado como jugador en 1937, los aficionados y sobre todo los cronistas habían escuchado mucho de él.

Pasquel era un magnate veracruzano que se hacía lo que él mandaba, pero sus contrataciones espectaculares habían comenzado tan pronto llegó a la Liga Mexicana de Beisbol en 1940. Para este 1944 hubo que hacer filas para conseguir un boleto en la jornada inaugural, donde Hornsby se iba a presentar como manager de los Azules jugando contra los Rojos del México, manejados por un Ernesto Carmona que había conocido bien al gran bateador derecho, ya que en los años veinte viajó a San Luis para ver jugar al Cardenales y fue Hornsby, el manager en 1926, el que lo invitó a que se pusiera el uniforme de los Pájaros Rojos en los entrenamientos. Ahora, muchos años después, se volvieron a encontrar como managers rivales en la LMB.

Ante un lleno completo, tuvo Hornsby un debut muy afortunado al vencer a los Diablos Rojos por 6-4, pero luego perdió la serie. Hornsby solamente duraría 13 juegos al frente del Azules y posiblemente su pronta retirada se debió a conflictos con Jorge Pasquel, ya que los dos tenían un carácter explosivo. Además Hornsby era un empedernido apostador de las carreras de caballos y no podía vivir sin ese pasatiempo.

Durante uno de los 13 juegos de Hornsby con los Azules los aficionados vieron algo inesperado que no estaba en el script. En un juego dominical que Azules iba perdiendo en la novena entrada y llenaron la casa contra los Pericos de Puebla, con el que jugaba un joven segunda base veracruzano llamado Beto Ávila, Hornsby decidió ponerse a batear de emergente a pesar de sus 48 años. Y ante el entusiasmo de los fanáticos dio un doblete contra la barda central para empujar la carrera del empate y gane. Se retiró de la Liga Mexicana con promedio de 1.000, un hit en una vez al bat. Como manager tuvo un récord de cinco ganados, tres perdidos y uno empatado en los nueve encuentros que estuvo con la franela azul.


FOTO: Rogers Hornsby, un bateador que eclipsó las Mayores con su promedio.

En 1952 hizo un retorno como manager de Ligas Mayores y fue el que ayudó a salir de la cárcel a Jim Rivera para que jugara con su equipo Cafés de San Luis, pero no tuvo éxito con ese equipo ni con los Rojos de Cincinnati en 1952 y 53 para retirarse de Ligas Mayores, aunque siguió manejando en Ligas Menores.

Como jugador fue un segunda base de cinco estrellas, bateando tres veces sobre .400 y ganando dos triples coronas. En 1922 con Cardenales de San Luis bateó .401, para en 1924 lograr el promedio más alto en la historia, .424 y en 1925 bateó .403. Las triples coronas las ganó en 1922 y 1924. También fue manager-jugador de los Cardenales a los que llevó al campeonato y luego a la Serie Mundial contra Yanquis, al que le ganó en siete juegos. Su promedio de por vida de .358 es uno de los más altos, solo superado por el .366 de Ty Cobb, conectando 301 jonrones y empujando 1,584 carreras. Su mejor año en jonrones fue de 42 en 1922.

En 1937 pasó como manager-jugador al Gigantes, luego a los Bravos y al Cachorros, terminando con los Cafés. Sus últimos grandes años fueron el de 1928 con Bravos de Boston en que dio para .387 con 107 carreras empujadas y con Cachorros en 1929 bateó otra vez .387 con 107 impulsadas.

Estuvo en la Series Mundiales de 1926 con Cardenales y en 1932 con los Cachorros de Chicago, ésta última perdida ante Yanquis en el clásico en que Babe Ruth anunció que iba a dar un jonrón y lo dio. Ganó pues dos campeonatos como manager. Sus mejores sueldos fueron de 40,000 dólares, que era un dineral entonces de 1928 a 1932 y lo más que llegó a ganar con Cardenales fue 33,333 dólares por campaña.

En 1952, manejando al Cafés de San Luis, fue cesado con récord de 22-29 y los jugadores compraron un trofeo para dárselo al gerente Bill Veeck que lo había quitado del puesto, ya que no lo aguantaban por su duro carácter. En Ligas Menores desarrolló talento que luego triunfó  en Ligas Mayores y siempre muy hablantín, criticó fuerte a Roger Maris por haber bateado 61 jonrones en 1961, ya que mantuvo que no se podía comparar para nada con Babe Ruth. Hornbsy siempre estaba metido en la controversia.

Nacido en Fort Worth, Texas falleció en Chicago en 1963 a la edad de 66 años.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More