1993, el título de los Olmecas de Tabasco

By Mexican League | September 20, 2015 2:02 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 20 de septiembre.- La ciudad de Villahermosa llegó a la Liga Mexicana en con el nombre de Cardenales, pero pronto cambió a Plataneros durante los tiempos de Julián Mansur, siendo luego los Ganaderos cuando Humberto "Bola Vista" Tapia estuvo al frente del club, pero finalmente encontraron un nombre más apropiado para el equipo que representa a Tabasco, los Olmecas. Y ya como Olmecas el equipo logró su primer campeonato en la temporada de 1993 al vencer sucesivamente a los Tigres y Diablos Rojos, los dos equipos de la capital, para terminar ganándole la final al equipo de los Tecolotes de Nuevo Laredo.

Al llegar Tabasco a su primer campeonato tuvo al frente de la directiva a Diego Rosique como el gran jefe y a Juan Navarrete como manager. Don Diego Rosique fue el Ejecutivo del Año. Hasta el momento es el único campeonato que ha conquistado el equipo tabasqueño y lo logró de la manera difícil. Tabasco llegó a la Liga Mexicana en 1975 y fue hasta 1979 que lograron llegar por primera vez a los playoffs, cuando Raúl Cano fue el manager y el campeonato llegó 18 años después de su arribo al circuito de verano. Primero fue parte de la Liga de Sureste al ser construido el nuevo parque Centenario.

Diablos Rojos del México fue el súper líder de la campaña 1993 de Liga Mexicana en el primer año con Marco Antonio Vázquez de manager con un récord de 81-47 para ser líder del Sur con siete juegos de ventaja sobre los Tigres que buscaban su segundo campeonato seguido y con los Olmecas terminando en tercer lugar a 13 juegos y medio en el standing global.

El primer playoff se lo ganó al Tigres en siete juegos a pesar de que los felinos contaban con pitchers de la calidad de Chito Ríos y "Rocket" Valdez. Para la segunda serie los Olmecas eliminaron al México en sólo cinco juegos. Llegaron a Villahermosa con un triunfo para cada quien, pero en la casa olmeca los Rojos fueron vencidos en tres juegos seguidos ante la locura de sus aficionados. Como llovió muy fuerte la primera noche en Villahermosa y no se pudo jugar, se llegó a la decisión de jugar todos los partidos de día bajo el calor sofocante de la ciudad que fue bautizada con el nombre de hermosa por la belleza de su vegetación.

Considerado el Parque Centenario como el paraíso de los pitchers, los Diablos no pudieron batear en ninguno de los tres encuentros. Hubo gran pitcheo de Cecilio Ruiz, Ricardo Saldaña, Emigdio López y también trabajo de relevo de Edgardo Saldaña. Emigdio, que tuvo algunos muy buenos años, fue el máximo ganador de los Olmecas con 13 triunfos.

En su primera temporada con los Olmecas y la penúltima de una carrera que lo llevaría al Salón de la Fama, Salvador Colorado, y tuvo récord de 8-1.

La ofensiva de los campeones Olmecas estuvo encabezada por tres jugadores importados que resultaron estupendas contrataciones, el americano fortachón Todd Brown, quien bateó para .343, con 22 jonrones y 95 carreras empujadas, el venezolano Rafael de Lima, que fue un bateador consistente y de buena velocidad, un catalista, terminando con .337 en su primera campaña de Liga Mexicana, mientras el también venezolano Alexis Infante, que había tenido breves oportunidades en Ligas Mayores, dio .291. En su tercer año con el equipo, Rusty Tillman bateó 21 jonrones para ser el segundo mejor cañonero del club en voladas de barda.

En la serie final los Olmecas continuaron su gran momento venciendo a los Tecolotes en solo cinco partidos. Los dos Laredos habían terminado la campaña en primer lugar del norte con ventaja de juego y medio sobre Monterrey, pero perdieron su segunda final consecutiva.


FOTO: Publicación de Tabasco Hoy, sobre el título de los Olmecas.

En esta temporada de 1993, el zurdo Matías Carrillo de los Tigres capturó dos partes de la triple corona al ganar la corona de jonrones con 38 y la de carreras empujadas con 125. Al igual que un año antes, se lanzaron tres juegos sin hit ni carrera, siendo logrados por Arturo Olmos, de Saraperos de Saltillo, Leobardo Meza, del Águila de Veracruz, e Israel Velázquez, de Minatitlán.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More