44 años del Salón de la Fama

Se conmemora el aniversario de fundación del antiguo recinto

By Liga Mexicana de Beisbol | March 10, 2017 10:33 PM

Monterrey, N.L. (Horacio Ibarra) 10 de marzo.- El 10 de marzo de 1973 fue inaugurado el Salón de la Fama del Beisbol Profesional de México, hoy se cumplen 44 años de aquella fecha.

Ese día quedó marcado para siempre en los anales beisboleros de México, cuando en la ciudad de Monterrey, concretamente en los jardines de Cervecería Cuauhtémoc se dio el grito de pleybol, en un evento que contó con la presencia de importantes personalidades, entre ellas el Alto Comisionado de las Grandes Ligas, Sr. Bowie Khun; el Presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, Lic. Antonio Ramírez Muro; el Presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, C.P. Horacio López Díaz; quienes tuvieron como anfitrión al Sr. Alejandro Garza Laguera, entonces Director General de Cervecería Cuauhtémoc, empresa que durante 40 años patrocinara al recinto sagrado y que por conducto de Don Eugenio Garza Sada se pudiera hacer realidad el sueño acariciado por el cronista capitalino Alejandro Aguilar Reyes, Fray Nano, quien pugnó por que eso fuera posible.

El Salón de la Fama acaparó inmediatamente los reflectores del béisbol gracias a la dinámica y entregada labor de Rafael Domínguez García, quien estuvo al frente de la importante institución durante más de dos décadas, proyectando su labor en el ámbito nacional y más allá de nuestras fronteras.   

Desde entonces, los grandes personajes del béisbol, ya sean beisbolistas, managers, directivos, cronistas y ampayers han sido reconocidos año por año, sumando 196 inmortales hasta la fecha.

El nuevo recinto                                                                        

Y aunque ya no existe el edificio tradicional que durante muchos años albergara la historia del béisbol mexicano y que cerrara sus puertas el 15 de junio del 2013, en la actualidad se construye un imponente edificio en terrenos del Parque Fundidora, concretamente en el Paseo Santa Lucía, a un costado del canal del mismo nombre, el cual podría estar listo en lo que resta del año. Este se construye gracias al apoyo incondicional del C.P. Don Alfredo Harp Helú, un enamorado del béisbol.

En este lugar se va a dar continuidad a la historia del templo de inmortales, llevando por nombre Recinto de la Fama del Beisbol Mexicano, manteniendo su fortaleza y la misma esencia para lo que fue creado; reconocer el mérito de los demás y hacerlo de manera pública, tal como dice uno de los fragmentos del Ideario de Don Eugenio Garza Sada.   

En la actualidad hay un ejército de trabajadores laborando en la importante obra que lleva un 40 por ciento de avance en sus trabajos de construcción. Para ello, del subsuelo fueron extraídos 40 mil metros cúbicos de escoria de fierro, ya que esos terrenos fueron ocupados por la empresa Peñoles y posteriormente por Fundidora Monterrey.    

El área donde se construye es de aproximadamente 8 mil metros cuadrados y tendrá alrededor de 15 mil metros2 de construcción. Para ellos serán utilizados unos 700 mil metros cúbicos de concreto, mil toneladas de acero en varillas de diferentes calibres y más de un millón de ladrillos en la edificación de muros y techos.

El ladrillo es con la finalidad de dar similitud y a la vez reconocimiento a los edificios icónicos de Monterrey, como Cervecería y la misma Fundidora, ya desaparecida.

Es justo señalar que la flama de la inmortalidad sigue viva, continúa latente y a partir del año entrante se continuará con la importante labor de honrar la memoria de las figuras más sobresalientes del beisbol mexicano, tal como lo propusiera el cronista Fray Nano desde 1939.

 

Este artículo no está sujeto a la aprobación de la Liga Mexicana de Beisbol y/o sus clubes, la información es únicamente responsabilidad del autor que la genera.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More