77 Aniversario de Sultanes de Monterrey

By Mexican League | May 20, 2016 5:33 PM

Monterrey, N.L. (Horacio Ibarra) 20 de mayo.- En mayo 20 del 39 se inició…                                                        

Así es como comienza el himno de los Sultanes de Monterrey y hoy es fecha de recordarlo al celebrarse el 77 aniversario del equipo regiomontano.

Teniendo como marco el primer juego de la serie ante los Broncos de Reynosa, el equipo que preside el Ing. José Maiz García estará de manteles largos en esta fecha tan importante dentro de la historia del equipo reynero. 

Una historia monumental                                                        

Aunque la temporada comenzó el 1 de abril de 1939 jugando en Veracruz en contra del Águila, fue precisamente un día como hoy, 20 de mayo, que la novena Carta Blanca, como se conocía en aquellas fechas al representativo local, tuvo su primer encuentro en la sultana del norte.

Monterrey, equipo que tenía como manager a Guillermo Yamo Ornelas enfrentó a los Cafeteros de Córdoba en el diamante del desaparecido parque Cuauhtémoc de la Calzada Victoria.

Las gradas de madera del recordado inmueble se abarrotaron por completo en el primer partido oficial del equipo más tradicional del béisbol mexicano.

El Dr. Ramiro Tamez, Secretario de Gobierno del Estado de Nuevo León fue el encargado de lanzar la primera bola.

La novena de Córdoba que comandaba Lázaro Salazar se llevó el triunfo por tres carreras a una, pero la historia del beisbol profesional en Monterrey comenzaba a labrar sus primeras páginas doradas.

Los aficionados regiomontanos ya habían demostrado su gusto por el rey de los deportes realizando magníficas asistencias a los juegos de carácter amateur y estaban ávidos de presenciar un beisbol de mayor categoría al que estaban acostumbrados, razón por la que había mucha expectación por presenciar el encuentro.

Los espectadores disfrutaron de jugadas extraordinarias que dieron vistosidad al histórico desafío. Ellos tuvieron el privilegio de ver debutar al ídolo inmortal, Epitacio La Mala Torres. El nativo de Villa Aldama, N.L. vio acción como bateador emergente en el primer desafío, supliendo a su compañero José Palomo. Su debut fue poco afortunado recibiendo ponche como emergente en la novena entrada. Sin embargo, su llegada al club fue bastante significativa. El notable jardinero derecho brindaría una gran actuación a lo largo de la campaña haciéndose acreedor al título de Novato del Año. La Mala, famoso por su elegante y seguro fildeo así como sus certeros tiros a las colchonetas pronto se convertiría en el gran ídolo de la novena regiomontana.

El Carta Blanca mandó a la lomita de pitcheo al norteamericano Jimmy Direux, mientras que Lázaro Salazar, manager del Córdoba decidió trepar él mismo al cerrito de lanzadores. Ambos lanzadores importados protagonizaron un magnífico duelo de serpentineros que al final arrojó un triunfo para los visitantes por 3-1. Iniciaba así la historia monumental del representativo norteño.  

Lázaro ganaba el primer encuentro escenificado en la sultana del norte y nadie imaginaba que años más tarde iba a convertirse en una de las figuras icónicas de los Sultanes de Monterrey, a quienes daría cuatro títulos como manager, incluyendo los tres consecutivos de 1947 al 49, imponiendo un récord en la Liga Mexicana de Beisbol que no ha podido ser igualado desde entonces.   

En la actualidad, los Sultanes de Monterrey es uno de los equipos más reconocidos del béisbol mexicano.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More