El último título en el Seguro Social

By Mexican League | September 29, 2015 6:54 PM

México, D.F. (Tomás Morales) 1 de octubre.- Después de un año complicado en que quitaron de manager a Marco Antonio Vázquez cerca del final de la primera mitad y lo reemplazaron por un timonel de Ligas Mayores, Tim Johnson, los Diablos Rojos terminaron la campaña en su mejor momento y despidieron al Parque del Seguro Social con un campeonato.

Cuando vivieron la Serie Final de 1999 los Diablos y los Tigres, ya se hablaba mucho de que para el año siguiente se abandonaría el parque beisbolero que se había mantenido por 45 años como la catedral principal del beisbol mexicano y en una serie de muchas emociones los Rojos ganaron en seis juegos para lograr su corona número 12.

Tim Johnson acababa de manejar a los Azulejos de Toronto un año antes, así que se convirtió en el primer manager en manejar a un equipo de la Liga Mexicana al año siguiente de estar en la gran carpa como timonel. Marco Antonio Vázquez duró seis años y medio en su primera etapa con Diablos y se marchó después de un juego contra los Tigres en que hubo discrepancias sobre su estrategia.

En la primera mitad, los Diablos terminaron en segundo lugar a seis juegos y medio del Tigres en la zona Centro, pero ganaron la segunda vuelta ya con Tim Johnson con tres juegos de ventaja. Una formidable adición para la recta final fue la del pitcher americano Mike García, que sería factor decisivo para llegar al título.

En el standing global los Rojos tuvieron 74-43, a tres juegos de los felinos, que les habían ganado la final en 1997, pero esta vez vino la venganza. Antes, los Rojos eliminaron a Sultanes en cinco juegos y luego vino una trepidante serie de siete juegos contra Saraperos de Saltillo en que los dos cerradores de cada club se "partieron" el brazo para que su equipo ganara, Mike García con los Rojos y Luis Ignacio Ayala por los Saraperos. Eventualmente los dos irían a Ligas Mayores con Ayala durando varios años.

Esta serie terminó en Saltillo con una jugada espectacular del jardinero derecho Víctor Bojórquez, logrando el out 27 en tercera base con un corredor de Saltillo que representaba el empate. Allí comenzó la leyenda del "Flamingo", nombre con que sus compañeros comenzaron a llamar a Bojórquez.

El destino beisbolero fue justo al despedir al Parque del Seguro Social en cuestión de playoffs y finales con una serie entre los dos equipos capitalinos.

Esta serie será recordada sobretodo por el sexto juego, que provocó posiblemente la mayor asistencia en la historia del Parque del Seguro Social.

Fue un juego súper dramático ese sexto, ya que los Tigres lo dominaron desde el principio y todo parecía indicar que íbamos a tener un séptimo y decisivo partido el domingo a las 12.

Sin embargo, los Diablos comenzaron a venir de atrás y un cuadrangular inolvidable del venezolano Pedro Castellano en el octavo los acercó a una carrera del empate. Castellano estaba jugando la serie con una pierna muy averiada como bateador designado, pero sacó fuerzas de flaqueza para conectarle un cuadrangular a las gradas del jardín izquierdo al relevista Isidro Márquez.

Ya en la novena entrada un gran batazo de Ray Martínez por el callejón del right-centro trajo las carreras necesarias para la ventaja y para que los Diablos terminaran ganando el juego y el campeonato.

-o-

Tim Johnson estuvo como jefe de los Azulejos de Toronto en el tiempo que el famoso Roger Clemens lanzó con ellos y ganó uno de sus trofeos Cy Young. Había jugado y manejado en la Liga del Pacífico con Hermosillo, llevando al equipo a dos campeonatos. Fue en 1998 cuando manejó a los Azulejos y terminó en un buen tercer lugar con récord de 88-74, por lo que lo había hecho bastante bien. Un año después estaba en la Liga Mexicana como manager de los Diablos.

-o-

Pedro Treto Cisneros, presidente de la Liga Mexicana, entregó el trofeo de campeón a don Alfredo Harp, Roberto Mansur y José Marrón.

Código foto Tomás.


FOTO: El C.P. Harp recibe el trofeo de campeón en el clubhouse escarlata.

Resultó por cierto el último trofeo entregado por don Pedro Treto Cisneros, ya que dejaría la Liga Mexicana después de 19 años de estar en la presidencia.

Mike García llegó al final de la campaña tomando parte en 12 juegos con ocho salvados y 0.75 en efectividad. Tavo Álvarez tuvo una gran campaña de 12-6 con 3.12. Nueve victorias de Alfredo García y nueve de Claudio Moreno.

El americano Tony Barrón debutó en la primera base, dando .341 con 13 jonrones y 63 empujadas. Ramón Esquer jugó la segunda base para hacer gran pareja con José Luis "Borrego" Sandoval, quien bateó .312 con 12 jonrones 77 carreras empujadas. Esquer, héroe de Oaxaca un año antes, bateó .315. Ray Martínez con otro gran año de .312, 19 voladas y 75 empujadas. Derek Lee fue obtenido de Yucatán y ayudó a la ofensiva con Víctor Bojórquez sólido, de titular, con .280 nueve jonrones y 58 empujadas, Daniel Fernández con un muy buen .320 y Pedro Castellano, muy versátil a la defensa, con otro gran año de .336, 22 jonrones y 99 impulsadas.

Como broche de oro a la gran temporada escarlata, se nombró a don Alfredo Harp como Ejecutivo del Año de la Liga Mexicana.

This story was not subject to the approval of the National Association of Professional Baseball Leagues or its clubs.

View More